Se aprueba en primera instancia declarar a las ferias libres como Patrimonio Cultural Inmaterial

Foto: diariotv.cl

La propuesta reconoce no solo su importancia comercial, sino también cultural y social y pasó ahora al Senado.

El 8 de julio tuvo lugar un gran reconocimiento a las Ferias Libres de nuestro país, esto debido a que se aprobó de forma unánime en la Sala de la Cámara la moción iniciada por diputados y diputadas que busca declarar a estos entes comerciales como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Nación.

La iniciativa contó con el apoyo en general y en particular por 123 votos a favor. Con esto se busca realzar la importancia que tienen las ferias libres no solo en el ámbito económico, sino también cultural y social.

Ante este acontecimientos el Diputado Rodrigo González se refirió sobre este momento y comentó que “aprobamos algo muy hermoso en la Cámara de Diputados y que fue el declarar Patrimonio Cultural a las Ferias Libres de Chile (…) Ahí se hace cultura, se hace arte, se hace juego, son una verdadera fiesta las ferias, además de aprovisionamiento de alimentos de buena calidad”.

Conceptos similares a los manejados desde la Comisión de Cultura, quienes aprobaron esta propuesta de forma unánime. Los argumentos entregados por este comité se refieren a que se debe fomentar en la legislación el desarrollo de las ferias libres y protegerlas como un elemento de identidad cultural de las ciudades, también como un lugar de encuentro social entre las comunidades del campo y de la ciudad.

También se rescata que desde la misma antigüedad, en tiempos de la misma Edad Media, las ferias libres han sido un importante pilar para el desarrollo del comercio en las ciudades, influyendo como espacios para el intercambio cultural y el desarrollo cívico de los pueblos.

Uno de los últimos bastiones que le hacen frente a la modernidad y los cambios que esta trae consigo, volviendo a las ferias un espacio del recuerdo, propio de la tradición de los lugares en los cuales se desenvuelven.

Entre los puntos que busca reforzar este reconocimiento se encuentra el deber dar certeza jurídica y la protección correspondiente a todas las ferias a lo largo y ancho del país, esto debido al alto grado de vulnerabilidad a las cuales están sujetas al tener que responder a las decisiones que se tomen en los distintos municipios del país, los cuales tienen sus propias atribuciones para determinar los espacios o la manera en que estas funcionan.

Situación de vulnerabilidad a las cuales fueron sometidas todas las ferias libres del país de manera reciente, cuando en una primera instancia no se les consideró para el Bono Pyme y, en las semanas siguientes, se les otorgó cortos plazos para presentar la documentación de acreditación.

Por tanto, las ferias quedan a la espera de lo que tenga que decir en el segundo trámite la Cámara alta del poder legislativo de Chile. Instancia donde el Senado podrá otorgar de manera definitiva este reconocimiento y el correspondiente resguardo que merecen las ferias libres del país.

Deja una respuesta